domingo, 30 de agosto de 2009

PARA MI HAMBRIENTO CORAZÓN

Quisiera olvidarme de todo
de vos
limpiar mi mente
y verte
como si fuese la primera vez
en Nueva York
vas a estar comprometido
voy a encontrarte en una fiesta en un barco
voy a decirte: tiens, salut!
voy a mencionar tu nombre, como si lo hubiese adivinado
y voy a preguntarte cómo estás
a decirte que te extrañé
aunque nunca te conocí
voy a invitarte a tomar algo algún día de esos
de ese futuro
voy a preguntarte sobre tu prometida
vas a decirme que la amás
pero yo voy a coquetearte
con los fantasmas de un pasado inexistente
vas a aclararme que no vas a ser mi galán
pero en un arrebato de recuerdos inventados
rosas grisáceos, turbios pero emocionantes
como nos gusta, como nos va a gustar siempre
vas a tomarme de la mano
e iremos a revolcarnos por ahí
como si fuese la primera vez
pero con un contenido emocional importante
porque no lo tuvimos antes
pero el momento llegó
y así como si nada
despertaremos juntos
en un hotel, en tu cama
antes de que llegue esa persona
que ocupa un lugar importante
pero que no va a esperarte en casa
porque en casa, voy a esperarte yo

domingo, 16 de agosto de 2009

HOLA, ¿ESTÁS TRISTE?

un poquito
pero es la tristeza la que me hace sentir viva
como gotitas de tristeza feliz
mucho amor
y mucha pena

miércoles, 12 de agosto de 2009

TIME

El confesarme fue una pérdida de tiempo. Así, no podés prometerme más. No podés hacerte cargo de mí. No podés mentirme. Ya no tenés reacción. Sos innune a mí. No es que no te importa, pero si me voy va a ser mejor. Y ahora, estoy hundida, y vos no me das ni la hora. Prefiero disfrutar el silencio. Así. Ya no podés prometerme. Ya no podés hacerte cargo de mí. Conviene mentirme? No te importa. Me decís la verdad? No, no me decís nada. No tenés reacción. Sos un silencio. No es que no te importa. No te importa. No te importa. No te importa. Si me voy, va a ser igual.
Hace bastante que no nos encontramos el uno en el otro. Ya no sé por qué me pasa ni qué me pasa. Amo lo que me producías, no a vos. Me hacías amar. Sos una película. Una historia. Un encuentro.
El tiempo violento se puso entre los dos. Cambiaste tanto de lo que eras ayer, que en realidad no sé qué decir.
Entendeme. Ya no hay un consuelo. El silencio no calma. No podemos ni hablar. Las palabras nos separan más. Yo te traté tan mal. Yo te amé más que nadie. Deberíamos juntarnos a llorar. Pero, no. Porque te olvidaste. Nuestro pasado me lo apropié yo. Y en vos es un espacio en blanco. O lleno de otras cosas. Mucho amor y mucha pena.
Nunca voy a dejar de amarte. Siempre voy a esperar por si querés volver. Sólo quiero que estemos juntos y nos miremos y sepamos que nos amamos y que nos morimos por estrecharnos pero no poder, no poder tocarnos porque somos prohibidos. Pero ya no somos prohibidos. No somos nada. Sólo fui lo prohibido. Y cuando la barrera se levantó y pasaste, fui tiempo.
Quiero que nos suicidemos juntos. Que vivamos alejados de todos para siempre. Para siempre nosotros. Sólo nosotros, para siempre.
Vos tenés lo que no tiene nadie. Nadie da lo que vos podés.
Busco más. Más que decir. Quiero una historia que se grabe en tu memoria como te grabaste vos en mí. Mi presencia ya no es la de ayer. El presente no existe porque yo me consumo todo lo que puedo decir para que no te vayas más lejos.
Y tener que verte así como si nada. Después de hacerte creer que ya me había olvidado, que eras parte de un pasado al cual no quiero recurrir nunca más.
Me sentí miserable pero sé que fue lo mejor. Daría todo para volver a tu mente. Pero estoy sola. Tener que verte así como si nada. Después de haberte dicho que eres parte de un pasado. Nunca más quiero recurrir te dije. Sin embargo me quiero escapar con vos y estar juntos una vez más. Olvidémonos por hoy de lo que ayer nos separó. Puede ser que lo que estoy pidiendo sea exacto lo que no querés hacer.
No me cuido y me ilusionaré otra vez. Otra vez. Siempre te voy a esperar. Sos parte de mí, estás adentro mío. Yo no soy sin vos y me suicidaría por vos y me encantaría que nos matemos juntos. Que nos durmamos y no despertemos jamás, pero juntos.