viernes, 30 de enero de 2009

YOU ARE NOT HERE, YOU ARE NOT THERE



yo ya me cansé del amor
y vos, corazón, no sabés lo que es cansarse


Escuchen Leo García, es un genial.

jueves, 29 de enero de 2009

LYSERGIC BLISS

miércoles, 28 de enero de 2009

COME BACK BABY COME BACK

En una excursión muy pedorra que hicimos, en la que los piratas hacían reir a la plebe con chistes pelotudos y los hacían exitarse tan sólo mencionando en voz elevada el nombre de su país de origen (ARGENTINA! y todos con los brazos en alza gritando; BRASIL! ahora es el turno de los brasileros de manifestarse enérgicamente; PARAGUAY! los tres paraguayos que habían también se pusieron muy contentos), tuve una crisis mental que luego me vine a enterar que era porque me estaba por indisponer. A muchas les pasa que cuando les viene la chorreadera se ponen locas, de mal humor, histéricas, y toda la boludez. Bueno, a mi no sólo que me pasa eso, sino que empiezo a flashear una perversidad y un autismo horrible.
Por un lado, empecé a experimentar un hartazgo a la gente y una inminente necesidad de que nadie me hable, de estar sola y de no ir a lugares donde la plebe se regocije. Como el barco pirata estaba repleto de personas de vacaciones que sacaban fotos con sus cámaras sonriendo delante de un "hermosísimo" paisaje que les deleita la vista, traté de convencerme de que ellos eran de fantasía. Pero rápidamente caí en la cuenta de que eran demasiado reales para abstraerlos y convertirlos en polvo y nada. Luego vino a pulular por mi cabeza la idea de que yo era de fantasía, y no ellos. Y como además de todo esto flasheaba la de que estaba harta de existir, que me daba paja pensar en mi futuro, en que yo existo, en que soy una entidad, un individuo que se tiene que valer por si mismo y enfrentar al mundo, traté de visualizar a mi mentor, para que deje de fantasear conmigo, porque yo no quería existir más.
Siguiendo por el tubo de ideas y pensamientos al que yo creo o semi-creo que estoy destinada a atravesar, caí en la cuenta de que muchas personas piensan en mi, me recuerdan, existo para ellos. Por lo tanto, mientras ellos no me olviden, yo voy a existir. "¡Pero yo no quiero existir más! Es una paja existir, es un quilombo y me asusta y no tengo ganas, quiero estar protegida, o no estar, o nada, no sé lo que quiero, pero esto no, basta, basta, basta y basta", éstas son las palabras que, aunque muy lejanas, más se acercan a los abstractos pensamientos que me envolvían en un tubo.
Como antes venía diciendo, tenía muchas ganas de estar protegida y alejada de la plebe, de los monos que se divierten y están a gusto tan fácilmente, y se pueden entregar a una diversión tan simple y vivir de ese tipo de cosas (como los caballos, están ahí, quietos, mirando la nada, no piensan nada, sólo están plenamente entregados a su existencia, a comer pasto o lo que sea, a estar, esas personas simplemente están, como los caballos). Y nuevamente, como antes de derivar al tema de los caballos venía diciendo, deseaba protegerme de los monos, de los caballos y de las personas que son como ellos, entonces traté de verme en una cueva chiquita negra cerradita con un orificio para poder ver yo lo que hay afuera y que va sobre el mar como si fuese un barco. Durante un ratinho lo logré, pero eso también me aburría.
A todo esto, para mí, la gente debía estar agarrada de los pies con esposas que les apretaran muchísimo, pero que no se los corte así sufrían más, y todos estaban atados a la misma cadena de esposas. Pero no sólo eso, había otras personas que colgaban de un aro que pendía del techo, esas personas apoyaban su panza sobre el aro y colgaban así. No sé si se entiende ni sé cómo describirlo. Pero el aro era de metal oxidado, y no era como un tubo de metal que formaba un redondel, sino que era un tubo de metal cortado a la mitad que tenía la forma de un aro del cual colgaban algunas personas. Para que se den una idea, imagínense un tobogán, es un tubo cortado en dos, así era mi aro, pero como era de metal oxidado y tenía los bordes afilados les cortaba un poquito, encima ellos tenían todo el peso del cuerpo que colgaba de ese aro. Jajaja qué genial!
También pensé en agarrar a una persona, atarla en una silla o algo, y ponerla todo el día, o más de un día bajo el sol, con el fin de que se queme, que se insole, que arda, esas personas que se queman tanto tanto tanto que se enferman. Bueno, pero eso sería algo muy aburrido y absurdo, por eso, lo que después haría con ellos es cortarles -arrancarles- el pelo de la cabeza con una maquinita de depilar (no sé si saben, pero eso puede llegar a desmayarlos, y matarlos, porque al ser el pelo tan largo, duele infinitamente, es como que te arranquen el pelo con la mano, de un tirón). Piensen que el cuero cabelludo también lo tiene al rojo vivo. Y bueno, con la piel ardiendo también se pueden hacer muchas cosas, porque está hiper sensible. El único problema es que a tanto tanto y tan extremo dolor, el cuerpo ya deja de sentir, se duerme, se anestesia, igual es re malflashero porque con tantos coces deja de sentir pero se puede morir y así, ¿qué sentido tiene la tortura?
Bueno, eso es estar indispuesta para mí. La verdad fueron todos sentimientos de superioridad, pedantería, miedo, aislamiento, perversidad, torturas, odio, y yo no soy así. Bueno, tal vez tengo una faceta, pero en mi vida diaria y cotidiana, no soy eso. Lo bueno es que en general, estas cosas no las demuestro o trato de no demostrarlas con las personas, porque me perjudicaría a mi misma, además de a ellos, y las reprimo. Creo que basta, fin, chau.
Juli Julieta











martes, 27 de enero de 2009

I'M BACK

sólo pido mi amor sea el mismo que el tuyo sólo pido mi amor

miércoles, 7 de enero de 2009

ME FUI A BRASIL

CHAUCHA

martes, 6 de enero de 2009

I WILL CONFESS TO YOU



Realmente me siento infrahumana. Mido 1.60, por dios, no existo. Hoy me probé la malla y me puse a llorar. Sé que soy una idiota por eso, hasta me golpeé. ¿Por qué no puedo tener el cuerpo de la chica de la foto? Ella es una persona normal. Esto va más allá de ser flaca o gorda, yo sé que soy flaquísima, pero cuando me veo de cerca en el espejo soy un horror. No tengo la contextura de una persona normal, soy chiquitita! Mi vista no está distorsionada, cuando le decís a la gente que estás fea o gorda o que sos anormal, te dice "ay, pero si sos una locurita" o "sos preciosísima". Claro, pero a la gente no le importás, la gente te mira así nomás. La gente no entiende. La gente se busca pretextos y dice que algunas cosas son enfermedades porque le teme llegar a la perfección. Porque sabe que si empieza a ver ciertas cosas, como a esta modelo, se va a dar cuenta de que también es infrahumana (la gente, no la modelo). La gente prefiere estar cómoda, comer, estar así nomás. Y bueno, digamos que a algunos les funciona, algunas chicas logran tener tanta actitud que son muchísimo más geniales que cualquier modelito, o por lo menos llaman igual la atención por su genialidad. El tema es llamar la atención, una modelo no es sólo una chica alta, es una chica grande, pero no grandota, sino grande. Una chica altisisísima, con ese cuerpo que te obnuvila, una chica fea alta es mil veces más hermosa que la misma chica fea petisa. A ver, si me pongo unos tacones de veinte centímetros, logro ser una persona decente de 1.80, lo suficiente para llegar a la altura de una modelo. Claro, esto funciona si ella no usa tacones, ¿pero por qué no habría de usar tacones?
Lo que a mi me molesta es ser una minita normal. Sí, soy linda, lo acepto, soy muy linda, de hecho mi cuerpo es el de una modelo -en miniatura, of course-, pero no llamo la atención por mi belleza, por mi genialidad. En cambio una modelo pasa, y vos te das vuelta para mirar su esplendor, su brillo. Ellas brillan, eso me pone loca, yo no brillo. ¡¿Por qué no brillo?! Yo merezco brillar. Ya sé que depende de mí, yo tengo actitud, o no, o no sé, tal vez la tenga, pero si la tengo no la puedo sacar afuera porque soy insegura. Pero piensen una cosa, una chica segura pero que no brilla, no le importa si un día hay humedad y no está espléndida, o no le importa si la pollera de tiro alto la hace deforme porque mide 1.60. Pero eso sólo lo cree ella, porque desde afuera, esa chica no llama la atención.
Yo no pongo en duda mi genialidad interna, yo soy mucho más que una imagen. Yo sé que tengo una esencia, que soy increible, que obviamente tengo mis rayes y mis cosas malas, pero que soy una persona interesante, compleja, y de difícil acceso para los hombres, y eso también puede hacerme más atractiva. Todo eso lo sé, no lo dudo, no lo critico. Pero en esta tierra, en esta vida, en esta forma de vida de mi alma, la imagen es importante. Y si para otras personas no lo es, qué mal, para mí sí lo es, y yo no decido que me importe, simplemente me importa.
Suficiente enfermedad por hoy.
Basta.
Little bitch girl

sábado, 3 de enero de 2009

CHAU

CHICAS MUEVEN LAS COLITAS
CUANDO SE PONEN A BAILAR
Estoy comenzando a sufrir una especie de pánico. El 8 de enero me voy a Brasil y vuelvo el 27. Pero sé que apenas vuelva me voy a tener que enclaustrar para estudiar las seis materias que tengo en march. Casi no me voy a poder conectar, ni mirar tele, de salir me tengo que olvidar. So, el 7 es el último día que veo a mis amigos hasta marzo. Porque el 8 salgo a la una de la madrugada, asique es lo mismo que salir el 7 a la nuit. It's no supposed to happen like that, not like that.

jueves, 1 de enero de 2009