miércoles, 7 de septiembre de 2011

ADIOS

Esta es mi declaración de muerte. No quiero ser nadie. No quiero existir. No quiero tener cuerpo casa deseos familia sexo. No me gusta Dalí no me gusta leer no me gustan los museos no me quiero ir a París no quiero viajar a Nueva York no quiero estudiar Letras no quiero ser egresada del Nacional Buenos Aires no quiero tener que querer no quiero tener que ser no quiero hablar francés ni inglés ni ir a un hostel ni salir un sábado a la noche. Me quiero morir. Estoy harta de tener que estar acá y nadie se da cuenta. No se ni para que me parieron. Ahora tengo que lidiar con esta vida de mierda porque, aunque tengo todo, no quiero tenerlo. No quiero estar. No puedo esperar a que mis padres se mueran, ahí sí me voy a poder suicidar. Tal vez tenga que matar a mi mamá. Me encantaría quedarme paralítica así tengo una excusa que para ella resulte razonable y poder suicidarme. Ojalá, ojalá mañana me pise un auto. Ojalá mañana pueda reunir las fuerzas para pararme en medio de Avenida Las Heras, en la esquina de Coronel Díaz. Le mandaría un mensaje antes a mi psicóloga, así no me espera al pedo. Me chupa un huevo que el gil que lea esto diga UH QUE ROMPE PELOTAS PENDEJA DE MIERDA CAPRICHOSA EGOISTA INSOPORTABLE SUICIDATE DE UNA VEZ Y DEJANOS DE JODER. Es más complicado de lo que parece. Porque además de tenerle miedo a la vida le tengo miedo a la muerte. Por eso me gustaría ni haber nacido. No odio mi vida porque sea mala, sino porque NO TENGO GANAS DE VIVIR. No quiero ni tener que estudiar ni tener un futuro una carrera una casa ni casarme. Y no es que no quiero eso porque quiero otras cosas. No quiero nada. Quiero desaparecer. No crean que cuando estoy con ustedes finjo ser feliz o sonreir o que me gusta ir a los museos o viajar, son las excusas que me pongo para tirar un rato más. Conmigo pueden hacer lo que quieren. Estoy transpirando un montón ay me quiero ir por dios no quiero tener ninguna sensacion me gustaría quedarme dormida y no despertarme nunca. Ya ni dormir disfruto odio soñar es algo tan tedioso tener que vivir hasta cuando duermo. Los odio a todos y me odio principalmente a mí estoy llena de violencia y no estoy llena de violencia soy violencia y odio y egoísmo soy un embrión un feto horrible subdesarrollado que no se puede desenvolver y no traten de entender nada, mi psicóloga mañana cuando le diga esto va a intentar hurgar en los porqués y aplicarle una lógica Y NO HAY LÓGICA NI RAZÓN ESTOY HARTA DE TODO LO QUE TENGO QUE PENSAR Y RAZONAR NO SOPORTO VIVIR EN ESTE ESTADO DE RAZONAMIENTO CONSTANTE NO ME PUEDO ESCAPAR DE MI me da miedo ir a la cocina y buscar un cuchillo para cortarme las venas y a la vez tengo un deseo tan profundo que vengo alimentando hace meses y meses de desesperación... un segundo, hasta siento que no me va a doler y que si me duele va a ser sólo una sensación más que se va a suprimir junto con todo este estpanto. Me gustaría decirle tantas cosas a tantas personas que no las puedo decir porque finjo que no me importa como todos los demás. Pero sí, me importa. Soy una obsesiva y no soporto más vivir así ni de otra manera no quiero aspirar a algo mejor. No quiero aspirar ni expirar no quiero desear quiero esfumarme. Mis amigos, mis tres amigos, me van a superar. No se preocupen. Mi mamá tiene 58... si vive hasta los 80 ponele.... como 22 años... no quiero esperar 22 años, por eso digo que la tengo que matar, pero ella quiere vivir, ella ama la vida... por qué tiene que ser de Virgo... Mi papá me superaría, de todos modos muchos años no le quedan a él... Mis hermanos también. Mi mamá es el problema... ella se compromete tanto con todo... yo creo que si quedara paralítica entendería que no quiero vivir más. Hace meses que todas las noches miro la ventana con un vértigo divino que me llama a saltar la reja y tirarme que me abrace el pavimento que me sustraiga que me hunda bajo la tierra prefiero estar hundida en la tierra y no estar hundida en mí. Yo soy inhumana, dejen de tratar de verme como una persona más, no me importa la gente que se muere de hambre, no me importan los nombres de los presidentes, no me importa el mundo. Y no porque sea una mierda, porque no me importa, porque no tengo deseos de estar acá, ni allá. No quiero cambiar nada, sólo desaparecer. No estar. No ser. Estoy transpirando mucho.

3 comentarios:

Nah.co dijo...

Supongo que al menos esto sirve como catarsis, y como vos misma decís, no intentare entender nada.
Pero si me voy a dar el lujo de puntualizar algunas cosas.

La carrera de letras va con vos, tenes una manera de expresar sentimientos que personalmente me encanta, y quizá es que los sentimientos son amigos del arte, aunque sean abruptos. No es malo sentir de forma intensa, solamente hay que descubrirle el truco para que no te coma.
Y otra cosa, recordé unas palabras de Dolina creo, decía que por la noche las cosas se ven distintas, es mala para el que extraña, para el que sufre o para el que tiene que tomar una decision dificil. Quien sabe, capaz el tipo tiene razon y mañana cuando amanezca al menos en algo de lo que escribiste ya no estas tan de acuerdo...

Un saludo de tu lector!

Flor dijo...

uy juli, creo que alguna vez debo haber escrito algo así. es tan horrible la sensación de no tener ganas de existir, de no querer vivir pero a la vez no animarte a morir. y también es desesperante que la ayuda que traten de darte los demás no sirva para nada, que nadie te entienda y que te digan que si hablás de las cosas y te dejás ayudar vas a estar bien. una vez que esto se te mete en la cabeza es muy difícil volver atrás, olvidártelo, tener un vida feliz y sentirte satisfecha con lo que estás haciendo. me atrevo a decir que es imposible volver atrás. la gente trata de convencerte de otras cosas, te dicen que podés hacer lo que te guste y así ser feliz, pero ser feliz es prácticamente imposible y no tiene sentido estar continuamente buscando ese estado. supongo que uno puede aprender a vivir en un estado de tristeza/sufrimiento controlable, y a veces hasta de eso pueden salir cosas muy buenas. cuando estuve muy triste fue cuando logré escribir y dibujar las cosas que más me gustaron. es mejor tratar de aprovechar el sufrimiento que aplacarlo con intentar ser feliz, a veces da mucha más satisfacción. creo que que hayas escrito y publicado te deja a un paso más lejos del suicidio, es peor quedarse con todo adentro, no hacer catarsis. si charlar algún día estaría bueno, es mejor hablar con gente que pasa por algo parecido y te puede entender que con un alma alegre que trata de imponerte la felicidad y decirte que todo va a estar bien y que la vida es una maravilla.

Gonza dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que dice esta entrada.